15 pasos elevados de Alcalá a Frailes

Una de las señales que más se repiten en el trayecto que va de Alcalá la Real a Frailes./S. CAMPOS
Una de las señales que más se repiten en el trayecto que va de Alcalá la Real a Frailes. / S. CAMPOS

El alcalde de Alcalá cree que son necesarios para la seguridad de todas las personas que utilizan esta carretera

SANTIAGO CAMPOS

Trasladarse de Alcalá la Real a Frailes se ha convertido en toda una 'odisea', con una serie de dificultades a lo largo de la carretera, en un trazo de 12 kilómetros. Más parece una frontera que una vía de comunicación . La Diputación Provincial y la Junta de Andalucía han construido 15 pasos elevados y 3 rotondas en la distancia que separa el municipio de Alcalá la Real y Frailes.

En la aldea de Santa Ana, es donde han proliferado más este tipo de inconvenientes al tráfico rodado, pues en poco más de un kilómetro hay 8 pasos elevados. En primer lugar los automovilistas se encuentran con la rotonda que conduce al polígono industrial del Chaparral. Seguidamente, y a pocos metros, frente a una fábrica de envases de plástico, se encuentra este primer obstáculo; el segundo está casi seguido, frente a una pista de coches de kart; el tercero a pocos metros, hay otro frente a un bar, el siguiente junto a un semáforo, otro más frente a la farmacia y el último de esta aldea está frente a un taller de neumáticos. Después en la Fuente del Rey hay un paso elevado frente al convento de monjas, otro frente a un almacén de bebidas. Pasado este lugar los automovilistas se encuentran con la rotonda de la Fuente del Rey, que para entrar dirección a Alcalá la Real la Consejería de Fomento ha colocado en el asfalto 3 cordones de cemento de gran envergadura. Subiendo hacía Alcalá la Real se encuentra la rotonda del Portichuelo, donde se repite la misma operación, hay otros tres cordones de cemento de igual forma que en la rotonda de la Fuente el Rey.

El alcalde de Alcalá la Real, Carlos Hinojosa, defendió que es una reivindicación de la propia ciudadanía. «El proyecto de unión de los dos polígonos industriales viene a despejar, en el momento en que se construya la nueva rotonda antes de llegar al Chaparral y se pueda desviar el tráfico por la carretera de conexión de los polígonos, no habrá que pasar por la travesía de Santa Ana y, por tanto, no habrá que sufrir o beneficiarse, según como se mire de esos pasos elevados. Lo que está claro es que para la Administración lo principal es la seguridad de quién utilizan las vías o quienes a pie, también, pasan por las mismas», explicó.

«Quiero recordar que todos estos pasos elevados han sido solicitados por los propios vecinos porque lamentablemente se viven situaciones de riesgo. Es una carretera que soporta muchísimo tráfico y los técnicos de Diputación y la Junta de Andalucía se sorprendieron cuando empezamos hacer las mediciones que justifican la carretera de conexión de los dos polígonos y cualquier vecino de Santa Ana sabe que por allí pasan al día 100 y 150 camiones de gran tonelaje que en cierto modo supone al mismo tiempo que una gran oportunidad para generar empleo y riqueza, un peligro en este caso para las personas que vamos por allí andando, por tanto creo que son necesarias», remató.

 

Fotos