Medio Ambiente

Once ejemplares de galápago leproso nacen en el Centro de Rescate

Su hábitat en el Centro de Rescate son las charcas. /IDEAL
Su hábitat en el Centro de Rescate son las charcas. / IDEAL

Para el edil de Medio Ambiente, Cristóbal Cano, se cumple así uno de los objetivos del centro como es la recuperación de especie

M.NIETOAlcalá la Real

Desde el consistorio municipal se anunciaba que el Centro de Rescate de Anfibios y Reptiles de la localidad se encuentra de celebración por el reciente nacimiento de once ejemplares de galápago leproso, que está considerada una especia vulnerable al encontrarse amenazada, principalmente, por la destrucción de hábitats y la introducción de especies exóticas invasoras.

Según informó el consistorio a través de una nota de prensa, «ante la desaparición de cauces naturales, el mal estado de las aguas continentales y la desaparición de espacios naturales, desde el Ayuntamiento de Alcalá la Real se ha recreado ese hábitat y se está consiguiendo que críe esta especie de galápago, considerada vulnerable»

En palabras de Cristóbal Cano, concejal de Agricultura y Medio Ambiente «con este nacimiento se cumple uno de los objetivos principales del centro alcalaíno que es la recuperación de especies. Junto a la labor divulgativa y de conservación hacen de nuestro centro un referente en Andalucía».

Los nuevos galápagos leprosos avistados, pueden incrementar su número, ya que el personal técnico sigue rescatando de la charca, al pasarse la mayor parte del tiempo escondidos. Solo durante las horas centrales del día salen a solearse.

También desde el consistorio se recordó que el centro permanece abierto sábados, domingos y festivos de 10.30 a 14.00 y de 18 a 20 horas. En días laborables abre sus puertas a visitas concertadas para grupos previamente. Además, en verano se han realizado diferentes campamentos y actividades con los escolares.

La especie

La especie del galápago leproso es una tortuga semi-acuática, autóctona de la Península Ibérica. También se encuentra en algunos puntos del sur de Francia, Marruecos, Libia, Argelia y Túnez.

Prefiere zonas húmedas amplias y permanentes de aguas dulces o con baja salinidad, con poca profundidad, de escasa o nula corriente, con buena cobertura vegetal y alta insolación. Habita principalmente en ríos y pantanos.

Todo ello revaloriza las charcas del Centro de Rescate de Anfibios y Reptiles de Alcalá la Real, que han conseguido representar un típico ecosistema fluvial de tipo mediterráneo, lugar idóneo para esta especie.

Las tasas de supervivencia de los adultos son superiores al 85%, pero suelen ser bajas en las primeras edades, debido entre otras causas a la depredación que sufren las crías.

En España está catalogada en el Atlas y Libro Rojo de los Anfibios y Reptiles de España, considerándola como una especie vulnerable. Una buena noticia para la especie.