El presupuesto se repartirá en dos años y habrá tres meses de plazo para realizar la intervención. / M.Nieto

Municipal

Nueva línea de ayudas dentro del Plan Real para las viviendas del casco histórico

El presupuesto fijado para estas reformas es de 100.000 euros a repartir en dos años y complementan las acciones del PEPRI

M.NIETO Alcalá la Real

El consistorio anunciaba nuevas actuaciones «pioneras» en la localidad que se acogen dentro del Plan Real presentado el pasado mes de mayo. En esta ocasión, el paquete de ayudas va destinado a la rehabilitación, conservación y mejora de eficiencia energética en viviendas del casco histórico y aldeas. Una propuesta que, además, el Partido Popular contemplaba en su programa de gobierno. «En ella nos comprometíamos a facilitar la rehabilitación de viviendas en el casco histórico e, igualmente, en las aldeas», destacó Marino Aguilera. Además, apuntó como esta medida viene a completar las acciones recogidas en el PEPRI y que, por otro lado, sirven como un revulsivo económico también para las empresas locales que puedan beneficiarse de las acciones llevadas a cabo en estas viviendas.

Propuesta única

«Ponemos en marcha estas bases reguladores, pioneras en el Ayuntamiento de la localidad, que están dotadas con una partida de 100.000 euros repartidos en dos partidas de 50.000 euros este año y otros 50.000 para 2021», informó el alcalde durante la atención a medios. Dos convocatorias que lo que buscan, según el propio responsable del consistorio, es que lleguen al mayor número de gente posible debido a estas dos convocatorias y que animen a los vecinos a instalarse en el casco histórico así como a reformar sus viviendas en el mismo del mismo modo que puede darse en las aldeas. «Estamos hablando de los dos entornos del municipio en los que perdemos población», incidió Aguilera.

Así, estas ayudas nacen también con el objetivo de ayudar a las empresas locales destinadas a la construcción, eficiencia energética, etc. A partir de la próxima semana se espera que las bases estén publicadas en el BOP y los vecinos contarán con un plazo de 30 días para presentar sus solicitudes. «Después se pone en marcha el mecanismo que, entendemos, culminará el próximo año ya que habrá un estudio posterior de las solicitudes», adelantó el alcalde.

Antes de finalizar su intervención, Aguilera informó de que la próxima semana espera que se aprueben en junta de gobierno local unas ayudas destinadas al comercio local y que estaban recogidas también dentro del Plan Real como son las referentes a la modernización y adaptación a nuevos modelos que están enfocados a la digitalización, adaptación a las nuevas normativas por la Covid-19,etc, y que también está dotada con un presupuesto de 100.000 euros.

Impulso al casco histórico

Por su parte la edil de Urbanismo, Obras y Servicios, Mercedes Flores, pasó a detallar las acciones que se recogen en estas ayudas y cómo y qué pueden solicitar los vecinos. «Resaltar que se tratan de unas bases cuyo objetivo es la rehabilitación y conservación de nuestro casco histórico y aldeas», indicó Flores. Así, incidió en que existen tres líneas de ayudas: una para fachadas y medianeras, cubiertas y azoteas; otra destinada a la mejora en la accesibilidad y, por último las acciones relacionadas con la construcción sostenible.

En cuanto a la conservación y rehabilitación de fechadas y medianeras, podrán obtener una ayuda de hasta el 80% frente a las cubiertas y azoteas que son del 60%. «Otra línea es la accesibilidad y aquí tendremos en cuenta todo lo que sea mejoras en este ámbito como pueden ser suspensión de los desniveles para facilitar el acceso, sustitución de bañera por plato de ducha, etc», apuntó Flores. La tercera línea de ayuda, hace referencia a la construcción sostenible en la que se valorará la eficiencia energética en tanto en cuento pueda traducirse en aislamiento de fachadas, renovación de carpinterías,etc. «Esta línea tendrá una subvención máxima de hasta un 40% de la intervención», recalcó la edil responsable.

Así, el consistorio recordó que el plazo para la presentación de las solicitudes contará con un plazo de 30 días desde la presentación y que, después, el consistorio se reserva hasta dos meses para evaluar cada caso. «Habrá un modelo de solicitud al que habrá que adjuntar el presupuesto y, en caso de necesitarlo también una memoria, y la cuantía máxima de las ayudas por inmueble será de 5.000 euros», finalizó Mercedes Flores.

En cuanto a los valores que se tendrán en cuenta frente a las solicitudes está el que la vivienda sea la residencia habitual del solicitante, que cuente con algún tipo de discapacidad o sea familia numerosa entre otros. Así, Flores destacó que una vez sea concedida la ayuda, el consistorio dará un plazo de 3 meses para realizar la obra y, otro más, para justificarla.

Todas estas ayudas se unen a las acciones que el consistorio está poniendo en marcha para la puesta en valor del casco histórico.