Oración y Esperanza de Martes Santo

Oración y Esperanza de Martes Santo

Y de nuevo se produjo el milagro de cada Martes Santo. El pequeño cancel de la iglesia de Consolación dejaba paso a la salida más espectacular de toda la semana. La Virgen de la Esperanza, con exhorno floral blanco, se asomaba tímidamente a la calle sobre las espaldas de sus costaleros cuando aún le quedaban algunos minutos al día; la recibían numerosas mujeres ataviadas de mantilla y la Banda de Música Amigos de la Música el Mancha Real. Minutos antes era el titular de la cofradía, Nuestro Padre Jesús en la Oración en el Huerto el que salía al compás de los sones de la agrupación musical Virgen de la Esperanza, propia de la hermandad, sobre un monte de claveles rojos.

Extensa comitiva para la procesión del Martes Santo, que enfilaba su salida hacia la Plaza del Ayuntamiento para recorrer el centro de la localidad; paso obligado por la reciente reformada tribuna y paseo por su barrio, la Tejuela, donde sus vecinos la esperaban con ansía un año más. Recogimiento por la calle Gala, multitud por la Tejuela, chicotás y revirás, petalada de flores y saetas. La Virgen de la Esperanza, la Reina de la Tejuela como un día la bautizara uno de sus costaleros, Pedro Gálvez, volvía para su casa disfrutando en sus calles. Ataviada con una nueva saya realizada en tisú de plata con aplicaciones en oro fino por Alvaro Abril, estrenaba también un rostrillo donado por uno de los miembros de su cuerpo de costaleros; una rosa y un broche de plata donado por Francisco Aguilera, y una toca de sobremanto bordada donada por Aurora Zafra Campos.

Cuatro ciriales y una pértiga en madera tallada realizada en los talleres de los hermanos Cubero de Priego de Córdoba; 8 hábitos para los acólitos, y el banderín del grupo joven de la hermandad, bordado por el taller de bordado que la cofradía puso en funcionamiento hace unos meses, completaron el resto de los estrenos de este Martes Santo. Cerca de la medianoche los titulares volvieron a su templo.

Esta noche la cita es en los arrabales de la Mota con el Vía Crucis del Cristo de la Salud, que saldrá de su templo a las nueve de la noche después del besapies al que estará expuesto desde la siete de la tarde para todos sus devotos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate