Merecido homenaje a la investigadora Carmen Juan Lovera

Merecido homenaje a la investigadora Carmen Juan Lovera
  • Ayer por la noche, el Aula Magna de Capuchinos acogía un merecidísimo homenaje a la investigadora alcalaína Carmen Juan Lovera. Casí un centenar de personas de diferentes edades, se dieron cita para conmemorar además su 90 cumpleaños, y sus más de 60 años trabajando por y para la historia alcalaína, para sus gentes, y para ser maestra de investigadores. Y continúa con su labor; aún todas las mañanas, Carmen se dirige a su despacho de la biblioteca alcalaína que lleva su nombre, donde lee la prensa, recibe a sus amigos e investiga en el archivo de la localidad. Francisco Toro, técnico de cultura, abrió el acto, participando además en varias ocasiones contando anécdotas de su infancia y adolescencia cuando Carmen, responsable de la biblioteca, le miraba las manos para ver si las tenía limpias para coger los libros, o como le tachó con una cruz roja en su ficha bibliotecaria porque había perdido uno de los libros que estaba leyendo.

Domingo Murcia, cronista de la ciudad, y amigo de la homenajeada, realizó una semblanza de Carmen, de su vida, de su trabajo y de los homenajes que Alcalá le realizó en congresos o en el nombramiento de una de sus plazas allá por el barrio de la Mota. Miguel Armenteros, su ahijado, leyó una carta que le envió la investigadora cuando su padre falleció para transmitirle sus condolencias; Paco Martín, Pablo Contreras, amigos y demás familiares le dedicaron bonitas palabras a la que hoy es, como bien dijo Domingo Murcia en su día, "la mujer más importante de Alcalá la Real en la segunda mitad del siglo XX, sin duda".

La noche se cerró con el cántico de cumpleaños feliz y el apagón de las velas de su noveta aniversario.