Juventud

Jóvenes que conciencian sobre los peligros de las redes sociales

Los jóvenes que forman parte están muy comprometidos con el proyecto. /J.L.Mesa
Los jóvenes que forman parte están muy comprometidos con el proyecto. / J.L.Mesa

El grupo, formado por alumnos de diferentes centros educativos, ya ha realizado algunos talleres

J.L.MESAAlcalá la Real

«La adolescencia es la única época en la que he aprendido algo», dijo el escritor francés Marcel Proust. Los alumnos y alumnas del grupo de mediadores juveniles en salud quizás podrán añadir a esta afirmación en unos años la palabra 'enseñé' o 'evité' siendo más optimistas.

Su tarea es tan silenciosa como importante fuera de sus allegados y de la comunidad educativa, pero lo cierto es que antes de acusar a los adolescente de sufrir desafección por todo lo que les rodea, tendríamos que conocer mejor a qué dedican su tiempo libre más allá de redes sociales o el 'Fortnite'. Sirva el artículo y la temática elegida para homenajear a todas las personas que dedican algún minuto de su tiempo a ayudar al prójimo y especialmente a los que lo hacen en una etapa con tantos estímulos como la pubertad.

Labor que realizan

Los mediadores juveniles en salud son un grupo de jóvenes de diferentes centros educativos de Alcalá la Real con las ideas muy claras y con afán de colaboración. Su tarea es la de sensibilizar y mediar en problemas de su entorno, conectando fácilmente con sus compañeros. Piensa por un momento en tus años de adolescencia, si tu padre alababa tus zapatillas carecía de importancia, pero no si lo hacía tu colega Paco. Extendiendo esta teoría a la prevención, hablamos de un grupo de jóvenes formados y con capacidad de liderazgo que voluntariamente conciencia a sus compañeros sobre consumo de drogas, adicciones o nuevas tecnologías. Sexting, sextorsión, grooming o fake news son algunas de las amenazas que nos acechan a todos en la red. Algunos términos nos suenan a chino y el desconocimiento consigue que ganen fuerza, especialmente en los pequeños, siendo este el colectivo más vulnerable.

Ellos han nacido en la era digital con habilidades casi innatas para el uso de las nuevas tecnologías pero también con nuevos problemas que evolucionan a la velocidad de la fibra. De ahí la importancia del trabajo de los mediadores, vital en sus centros educativos que a la vez ,casi sin darse cuenta , transmiten fuera de clase. Son grandes divulgadores de conocimientos y buenos hábitos que dedicando horas a la semana, pueden mejorar el resto de la vida de alguno de sus compañeros. En este sentido, ya han realizado charlas y talleres a sus compañeros. Estas actividades están enmarcadas dentro del programa Ciudades Ante las Drogas promovido por el área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Alcalá la Real.