Municipal

El gobierno municipal anuncia auditoría interna en el consistorio

Imagen del Ayuntamiento de Alcalá la Real /IDEAL
Imagen del Ayuntamiento de Alcalá la Real / IDEAL

La auditoría era uno de los puntos que se contemplaba en el acuerdo de PP y C's

M.NIETOAlcalá la Real

Hace menos de un mes que el nuevo gobierno tomaba posesión y ya está llevando a cabo algunos de los compromisos que adquirieron en el pacto firmado entre PP y C's. El alcalde de la localidad y concejal de Hacienda Marino Aguilera, anunciaba que el Ayuntamiento de Alcalá la Real será sometido a una auditoría interna del año 2018.

El examen de las cuentas, según se informaban desde el consistorio, «permitirá conocer con exactitud no sólo la gestión económica y estado financiero del ayuntamiento sino también de las empresas municipales 'ADALSA' y 'Jardines y Medio Ambiente', así como de aquéllas que prestan servicios al consistorio alcalaíno, e incluso se podría auditar la gestión de programas europeos como la Iniciativa Urbana II«.

El alcalde apuntaba que «esta auditoría aclarará la situación real de las arcas públicas, la ejecución de proyectos y la prestación de servicios, a la vez que posibilitará conocer propuestas de mejora que la propia empresa auditora sugiera, buscando ser más eficientes en la gestión y eliminar burocracia».

La auditoría será realizada por una empresa a través de un proceso de licitación pública, para el que el cuerpo técnico del ayuntamiento ya está trabajando para determinar las características de dicho documento.

Primera toma de contacto

En la entrevista que el actual alcalde de la localidad, Marino Aguilera, concedió a este medio, hablaba sobre la situación económica con la que se había encontrado. «Nos dijeron que nos había dejado nueve millones pero lo cierto es que todo no está a disposición ya que parte de ese dinero está vinculado a unos fines» recordaba Aguilera. Anunció ahí que en el próximo pleno ordinario se ordenaría el uso de parte de ese remanente de tesorería puesto que «nos hemos encontrado algunas partidas agotadas como puede ser Cultura o Juventud».

Aunque equilibrada, reconocia durante la entrevista que la situación económica del consistorio «no es la más óptima de todas porque todavía sigue existiendo deuda». Bajo su punto de vista, hay acciones que sí que podrían cambiar. «El gasto corriente creemos que tiene que contenerse y las inversiones tienen que aumentar» argumentaba el edil de Hacienda.

Una situación que, tras esta auditoría, haría que el equipo de gobierno, y la ciudadanía, tuviera un conocimiento real sobre el estado de las arcas municipales.