«Para mí cada gira es diferente, porque también lo es en el plano personal»

En la imagen, la artista gaditana, en una foto promocional de la gira con la que visita Alcalá la Real, 'Bajo las alas'./
En la imagen, la artista gaditana, en una foto promocional de la gira con la que visita Alcalá la Real, 'Bajo las alas'.

Niña Pastori, cantante | El próximo sábado, 6 de julio, la popular artista de San Fernando ofrece un concierto, que tendrá lugar en la localidad de Alcalá la Real

ANTONIO ORDÓÑEZJAÉN.

Niña Pastori actúa esta semana en Alcalá la Real (6 de julio), dentro de su gira 'Bajo tus alas', un trabajo que como reconoce le ha traído muchas cosas buenas y con el que última la recta de final de conciertos, que concluirá en agosto, de manera que la de la localidad jienense es una de las últimas oportunidades para disfrutar en directo de su último trabajo.

La de San Fernando se siente muy feliz con las cosas que le ha traído este último proyecto musical. «Estoy disfrutándolo mucho desde que arrancamos con la gira el año pasado, y la verdad es que me ha dado muchas cosas buenas. La gente disfruta mucho del repertorio de 'Bajo tus alas', aunque también se incluye en mis conciertos los temas de anteriores discos, y que al público le gusta escuchar. La verdad es que estoy encantada con esta gira», mantiene la artista, que precisamente concluirá la gira el próximo mes de agosto.

Para Niña Pastori, cada gira es diferente, porque «también lo eres a nivel personal. Vas cambiando y al fin al cabo un artista no deja de expresar lo que vive y lo que le pasa», indica. Eso tiene que ver sin duda con que está viviendo un muy buen momento a nivel personal, destaca, «me encuentro con mucha fuerza ahora, mis niñas son mayores, no vivo esa etapa tan dura cuando eran pequeñas y me costaba dejarlas. En estos momentos son mayores y las cosas han cambiado, te puedes sentir más plena en tu profesión, le puedes dedicar más tiempo. Y también influye la madurez, saboreas más los pequeños detalles, cuando eres joven las cosas pasan de largo...», añade.

Más de 20 años

Y es que a pesar de su juventud, la artista tiene una dilatada trayectoria a su espaldas, pues fue hace más de 20 años cuando vio la luz su primer disco, y desde entonces han pasado muchas cosas, ha sumado multitud de vivencias, y por eso confía en que le haya servido para evolucionar y mejorar. Al respecto de esa evolución afirma que debe ser evidente, «pues el algo que sucede con el tiempo y con lo que va viviendo -añade-. Yo creo que el ser madre, por ejemplo, te cambia totalmente la vida. Nacen expresiones distintas a la hora de cantar, por ese sentimiento nuevo y porque aparecen cosas muy desconocidas... Y bueno, luego además de las cosas buenas, están las situaciones menos buenas que te pueden surgir en la vida, y eso también se expresa... Tu música va cambiando inevitablemente con todas esas cosas. Por suerte también, porque la música no es solo alegría, es también pena... Y al expresarlo se nota...», añade. Y en el caso del flamenco quizás algo más, porque en ese sentido es muy expresivo, aunque la artista insiste que esta influencia de lo bueno y malo de la vida aparece «en la música en general, lo mismo en el que canta, que en quien toa el piano o el saxofón».

Respecto a futuros proyectos, Niña Pastori resalta que está inmersa en concluir esta gira en agosto, y entonces llegará el momento de plantear el próximo disco. «Pero eso es algo complicado, porque se necesita un tiempo de respiro, y dar un poco de alas a lo próximo... Pero no se decir para cuando será, porque es difícil dar con los tiempos... Hay discos que requieren más y otros que salen solos, aquí no hay reglas, no es algo matemático. Puedes plantearlo de una manera y de repente sale de otra...», concluye.