Un fallecido y un herido tras el incendio de una nave en Santa Ana

El inmueble ha quedado bastante afectado y la Guardia Civil ya ha abierto la una investigación. /Ideal
El inmueble ha quedado bastante afectado y la Guardia Civil ya ha abierto la una investigación. / Ideal

Al parecer la nave podría estar habitada por hasta veinte trabajadores temporeros

M.NIETOAlcalá la Real

Trágico desenlace. Una persona ha resultado fallecida, y otra se encuentra herida, a causa de un incendio en un nave situada en la localidad de Santa Ana. Según informaba el servicio de emergencias del 112 a este medio, fueron una decena de llamadas, las que se registraron en torno a las 17.20 horas cuando los vecinos de la aldea y colindantes al inmueble se percataron de las llamas. En un primer momento, los asistentes indicaron que el inmueble se trataba de una nave industrial que estaba habilitada para trabajadores temporeros. Tanto los bomberos de Alcalá la Real así como Guardia Civil, Policía Local y Servicios Sanitarios se desplazaban hasta el lugar de los hechos. Una nave, situada en el camino de la Carraca, donde se atendieron a diferentes personas por inhalación de humo.

Aunque en un primer momento se desconocen las causas del fallecimiento, que se desvelarán tras la autopsia del cadáver, fuentes del 112 apuntaron a este medio que los testigos cuentan que la persona fallecida se podría haber refugiado en un baño.

Al parecer, los vecinos aseguran que la nave estaba habitada por hasta 20 trabajadores temporeros pero los servicios de emergencias a su llegada sólo atendieron a cuatro personas que se encontraban dentro del inmueble.

La nave, que ha quedado bastante afectada, se encuentra precintada a la espera de que comience una investigación en torno a la causa de este incendio con un fatal desenlace. La Guardia Civil también apuntó que para el resto de trabajadores ya se estaba buscando albergue o residencia donde pasar la noche.

Primeras declaraciones

El alcalde pedáneo de la localidad, Miguel Ortega atendia a este medio horas después del suceso y se mostraba afectado por lo sucedido. Aunque desconoce las condiciones en las que se encontraba el inmueble por dentro y si en la aldea hay alguna casa más destinada como vivienda de trabajadores temporeros, sí que ha podido hablar con la propietaria de la nave y ésta le aseguraba que «la vivienda estaba en fase de legalización».

«Es algo muy triste. Cuando piensas que ha fallecido una persona joven que se encontraba trabajando» lamentaba Ortega. Según relataba el pedáneo, los trabajadores contaban con sus contratos de trabajo en regla.

Por su parte, el alcalde de la localidad, Carlos Hinojosa, también lamentaba los hechos y se sumía a la consternación de este desgraciado incidente.

Un problema aún sin resolver

Este incendio pone de nuevo en el candelero la situación de los trabajadores temporeros en la localidad. Hace unos días, el grupo de Izquierda Unida organizaba una concentración frente a las puertas del Silo Comercial para pedir su apertura y habilitación para que los trabajadores temporeros no durmieran en la calle. Una problemática que sigue sin resolverse ya que los dos albergues con los que cuenta la localidad son insuficientes a la hora de acoger a los temporeros que llegan para la temporada de aceituna.

También esta semana tuvo lugar en la localidad una reunión de la Comisión Municipal de Inmigración donde se hacía balance de las acciones llevadas a cabo hasta ahora. Fue en esta asamblea donde la edil de Servicios Sociales, María José Aceituno, adelantó que se ampliaría el albergue de la Avenida de Iberoamérica con hasta ocho plazas más en los próximos días.

Esta comisión también rechazó la propuesta de apertura del Silo ya que, consideran, «no reúne las condiciones necesarias, sería irresponsable y además podría generar el efecto llamada». Para el grupo, el principal objetivo ahora pasa por «seguir buscando coordinadamente opciones de alojamiento en condiciones normales para cualquier persona trabajadora para garantizar las condiciones laborales de los trabajadores y así evitar que se generen situaciones de precariedad o explotación».