Cofradías

Comienza un camino que hace Hermandad

La Hermandad partía en la tarde noche de ayer tras celebrar su Misa de Romeros. /M.Nieto
La Hermandad partía en la tarde noche de ayer tras celebrar su Misa de Romeros. / M.Nieto

Como novedades de este año, nuevas varas y la restauración del terciopelo del Simpecado

M.NIETOAlcalá la Real

Hay tantos caminos como romeros. Tantas vivencias e historias protagonizadas por los devotos de la Virgen del Rocío que cada una nos haría vivir uno diferente. La Hermandad del Alcalá la Real salía en la tarde noche de ayer camino de la aldea almonteña. IDEAL pasó con algunos de los miembros de su Junta Directiva una noche, como las de candela durante el camino, para conocer más a cerca de su actividad como Hermandad y su trabajo que se verá recompensado la próxima madrugada del lunes, cuando la Virgen esté junto a ellos.

Los inicios

La Hermandad que conocemos a día de hoy, es fruto del trabajo y esfuerzo de muchas familias de la localidad. El 4 de abril de 1987 fue reconocida como Asociación Rociera y el 19 de abril de 1990 se decretó su nombramiento como Hermandad. Más tarde, el 7 de marzo de 1993 fue reconocida como filial por la Matriz de Almonte y su Hermandad madrina es Bollullos del Condado. Al principio surgió como un grupo más cerrado, que poco a poco se fue abriendo gracias al Coro, que llamaba la atención de los vecinos de la localidad. Así fue entrando gente que quiso aportar sabia nueva dándole una renovada visión a la Hermandad.

Mucho han tenido que trabajar por y para este fin. Pero también para hacernos ver que el Rocío, más allá de lo que puedan mostrar algunos, es unión, convivencia, hospitalidad y generosidad. Es hermandad. Para eso sirven actividades como, por ejemplo, la Semana Rociera. «Esto se hacía incluso antes de que fuéramos Hermandad» recordó con nostalgia Pepe Navarro, una de las personas que, junto a su familia, comenzó esta nueva andadura. «Se realizaba en el paseo y eran días de fiesta para todos los vecinos. Además de realizar los tres días de triduo se montaban barras y se hacía convivencia que era lo que se buscaba con estas actividades» puntualizó durante la conversación.

Como apuntó el párroco de El Salvador, Don Francisco Javier Delgado, otro de los motivos por el que se realiza la semana rociera es para dar a conocer la Hermandad. Recuerdan, con nostalgia, las salidas de la Hermandad alcalaína en la que los vecinos se agolpaban en las calles para acompañarles. Más si se tiene en cuenta que para ellos es su 'salida procesional'.

Por pocos son conocidos datos de interés de la Hermandad como son el diseño tanto del Simpecado como de la carreta y la medalla de la misma. «En el año 1992 se hizo nuestro Simpecado, realizado por las Dominicas, con un diseño del padre de Pérez, al igual que el diseño de la carreta» comentaron haciendo referencia al padre de un reconocido rociero: Antonio Pérez Vela. La medalla fue un encargo a Federico Barquero, que se inspiró en el retablo de Consolación.

Una gran familia

La prueba de que la Hermandad del Rocío abre sus puertas a todo aquel que se acerca está en que son muchas las personas de otras localidades cercanas al muncipio que son Hermanas y realizan la romería junto a ellos. El mismo Rafa Salazar, que termina su mandato como Presidente y que forma parte de la misma desde hace doce años. Todos los allí presentes coinciden en que «es el camino lo que hace Hermandad» por eso animan a todos aquellos que sientan la curiosidad se animen a participar porque es cuando se estrechan esos lazos que hacen que, además de tu fe, pertenecer a este grupo te brinde amistades y momentos únicos.

Y es que, si hay algo que les haga felices a los rocieros es abrir las puertas de su casa, ya sea en Alcalá o en la Aldea y disfrutar con ellos de la convivencia y los mementos que se viven durante la romería. Y esta ha sido la filosofía de esta última Junta Directiva.

El resto del año, trabajan como un grupo más. Las vocalías van planteando actividades que se en su activiad. Y como ha pasado en el resto de Hermandades y Cofradías de la localidad, poco a poco han ido evolucionando, introduciendo sabia nueva que, además de estar ligada a unos valores y creencias, han continuado con unas formas y han introducidos nuevos objetivos con los que ahora, están comprometidos.

Este año, la Hermandad estrena las varas de la Junta Directiva al completo y se presentan ante la Blanca Paloma con su Simpecado restaurado al que se le hizo un cambio del terciopelo el pasado mes de septiembre. Llegarán a la Aldea el próximo jueves con la ilusión y la esperanza de renovar su fe ante Ella y con las ganas de vivir un nuevo camino, para muchos el primero que realizan, con el que volver cargados de recuerdos. Buen camino, romeros.