Municipal

La Candelaria: una fiesta cargada de tradición y simbolismo

La Virgen de las Mercedes en la festividad de la Candelaria. /M.Nieto
La Virgen de las Mercedes en la festividad de la Candelaria. / M.Nieto

A pesar de las bajas temperaturas, el cortejo realizó el tradicional paseillo por la Mora

M.NIETOAlcalá la Real

Una tradición con siglos de historia. Con fecha del siglo XVIII datan los primeros documentos en los que la Virgen de las Mercedes aparece con titularidad de patronazgo. Se cree que a partir de entonces comenzó a celebrarse en la localidad la fiesta de la Candelaria. Peculiar a la par que religiosa, esta fiesta mezcla en ella partes más paganas aquellas que conectan con la espiritualidad de cada uno. Una festividad inamovible en el calendario, ya que Alcalá la Real es una de las localidad que mantiene el día de fiesta en el dos de febrero. Y es, precisamente esto, lo que la hace singular a la par que la simbología que en ella se esconde. Hablamos con Luis San Juan, miembro de la Junta Directiva de la Cofradía de la Virgen de las Mercedes Coronada para conocer más sobre su historia.

Festividad señalada

El cariño y devoción del pueblo de Alcalá a la Virgen de las Mercedes es palpable en cada uno de los actos y actividades que ésta realiza. Pero sin duda, uno de los más señalados es la Candelaria. La fiesta simboliza para los cristianos la presentación de Jesús en el templo. Del mismo modo, las familias de la localidad mostraban ante la patrona a sus hijos menores en señal de agradecimiento. «Antes si un niño pasaba de los tres años podríamos decir que se había escapado de esa mortandad infantil» destacaba Luis San Juan. Una forma de agradecimiento, también son, las palomas. Por eso, en la localidad es tradición que las dos cofradías que forman parte de esta fiesta, el Dulce Nombre de Jesús y la Santa Caridad y la Virgen de las Mercedes, vistan dos parejas de palomos. Y estas, cada año, rinden homenaje a una efeméride diferente.

«Este año se ha escogido la figura del imaginero Juan Martínez Montañés y Pablo de Rojas» comentaba San Juan. Además destacaba que esta fiesta es «muy tradicional» ya que lleva muchos años celebrándose y poco ha cambiado en su forma o estructura ya que desde la misma Cofradía se esfuerzan por mantener esta costumbre propia de la localidad.

Curiosidades y novedades

Este año, con motivo del 530 aniversario, la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús y la Santa Caridad acompañó al cortejo con la imagen del Dulce Nombre de Jesús, uno de los titulares de la Cofradía. «Esto ya pasó hace cinco años, cuando fue la coronación de la Virgen de las Mercedes, que la imagen también acompañó a la patrona en esta salida extraordinaria» relataba Luis San Juan.

Otros de los detalles o peculiaridades que apuntaba San Juan durante la entrevista es la vinculación de la Virgen de la Mercedes con una planta y es que, en su salida procesional del 15 de agosto se reparte albahaca mientras que en la Candelaria, es el romero el protagonista.

La tarta que se reparte tras la celebración también es simbólica puesto que era una muestra de agradecimiento a los cofrades. También fomentaba el pasar un rato de convivencia tras la festividad y se reparte tanto al pueblo como a la residencia de mayores como a la RGA así como a los conventos de las Hermanas Dominicas y las Trinitarias.

Una fiesta de gran arraigo en el municipio y que ha sido protagonista, incluso en programas de televisión. Una festividad con la que, para muchos, se pone punto y final a las fiestas navideñas a pesar de que el frío hiciera acto de presencia y pequeños granizos acompañaran a los alcalaínos tanto la noche del día uno como la mañana del día dos.

 

Fotos

Vídeos