Las familias y miembros de AFANIES confian en que la situación mejore. / IDEAL

Asociaciones

Afanies pide ayuda para continuar con su actividad

La asociación ha lanzado una campaña de crowdfuding con la que recaudar fondos para continuar trabajando en el bienestar de sus usuarios

M.NIETO Alcalá la Real

Situación difícil para la Asociación Afanies. Los efectos de la pandemia ponen en peligro la continuidad de este colectivo que realiza una labor social importante en la localidad y que supone un ayuda destacada para muchas familias no solo del municipio sino, también de la comarca de la Sierra Sur. Una situación que, desde que comenzara el estado de alarma, no ha hecho más que empeorar y a la que siguen buscando soluciones. Una de ellas es el lanzamiento de una campaña de crowdfunding con la que esperan que la solidaridad del pueblo de Alcalá les ayude a seguir manteniéndose. De todo ello hablamos con Lázaro Díaz, asesor jurídico y responsable de comunicación de la asociación.

Situación de alerta

La mayoría de los fondos con los que la Asociación Afanies cuenta para salir adelante a lo largo del año provienen de las diferentes actividades que promueven: actividades que van desde eventos deportivos, galas benéficas o rifas. Todos ellos, y debido a la situación actual no han podido realizarse. «Otra rama de financiación con la que contamos son las ayudas o subvenciones que provienen de diferentes entidades como la Diputación de Jaén, Junta de Andalucía o el propio Ayuntamiento», recordó Lázaro Díaz. Con la situación de pandemia actual, los procesos administrativos se vieron paralizados durante el estado de alarma y las partidas se han visto destinadas a salvaguardar los efectos sociales y sanitarios de esta crisis por lo que la situación económica de la Asociación, a día de hoy, es complicada.

La situación viene detectándose desde hace unos meses, casi desde que se decretó el estado de alarma, y desde entonces, tanto las familias o como los trabajadores de AFANIES se han puesto manos a la obra para buscar soluciones a este problema que se va agravando con el paso del tiempo. «Hemos puesto en marcha varias ideas, una de ellas la campaña que lanzamos junto a la Asociación de Comerciantes D'Alcalá y otra el lanzamiento de esta campaña de crowdfunding con la que hacer partícipe al pueblo de Alcalá», enumeró Díaz.

Trabajadores en ERTE

Las preocupaciones se agravan, no sólo por la situación económica por la que pasa AFANIES, que repercute directamente en que los usuarios reciban terapias y puedan asistir a talleres sino también por la situación en la que se encuentran los trabajadores. Los 3 trabajores con los que cuenta AFANIES están en ERTE y no saben cual será su futuro. A pesar de ello, y como relató Lázaro Díaz a IDEAL, todos ellos continúan colaborando de forma activa con la asociación en busca de soluciones.

Entre los planes de futuro con los que contaba AFANIES para este año estaba el contratar más personal para contar con un grupo multidisciplinar de profesionales con el que atender las necesidades de todas las familias que se acercan hasta la asociación que son ya más de 100 en toda la comarca de la Sierra Sur. Otra de las ideas que se planteaba la asociación era conocer cuál es el funcionamiento de otras asociaciones parecidas a estas en otras comunidades autónomas y ver qué alternativas se podían buscar a estas personas con capacidades diferentes una vez que acaban la etapa educativa. Charlas sobre empleo, autonomía personal o temas relacionados con sexualidad estaban en su lista de pendientes y también tendrán que esperar para realizarse.

Gran labor del voluntariado

Otra de las partes fundamentales de esta asociación es el voluntariado. Como comentó el propio Díaz, también encargado de la parte de formación, se había pensado en poder realizar con los voluntarios diferentes cursos de formación específica y es que, aunque muchos de ellos cuentan con conocimientos previos sobre atención a personas con capacidades diferentes, siempre ayuda el contar con ese refuerzo.

Además, al haber contado con diferentes propuestas de alumnado universitario, han pensado en la idea de poder incorporarlos como alumnos en prácticas y, desde la AFANIES, hacerles alguna carta de recomendación o certificado acreditando ese periodo. Fisioterapeutas, psicologos o trabajadores sociales les han prestado su ayuda y estos perfiles resultan muy necesarios para la labor diaria que realizan con los usuarios y familias.

En total, entre trabajadores y personas voluntarias que están implicadas de manera directa en terapias y otra serie de gestiones son nueve personas que buscan sin descanso las alternativas económicas para el sobrevivir de AFANIES.

Futuro

«Junto al área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Alcalá la Real vamos a impulsar, y de hecho ya han empezado las primeras rondas de contacto, se cree en la localidad el Consejo Local de las Personas con Capacidades Diferentes», recordó Lázaro Díaz como un paso más en dar visibilidad a las necesidades y capacidades con las que cuentan y para poner en común aquello que les unen y las preocupaciones o acciones a llevar a cabo que pueden ser beneficiosas para todos.

Doce años de historia y de trabajo que no quieren que desaparezcan. A través de la plataforma de crowdfunding GoFundMe han lanzado una campaña con la que obtener fondos pero también puede hacerse a través de algunos de los miembros de la asociación o los más de 100 socios con los que cuenta. De forma directa a través de transferencia bancaria ES56 2103 0350 6000 3000 9852 o en mano en las dependencias de AFANIES en Casa Facundo. Esta iniciativa salió hace sólo unos días y ya roza los 700 euros pero toda la ayuda que reciban es poca por lo que cree, estará abierta hasta final de año para seguir consiguiendo financiación con la que continuar ayudando y dotando de recursos a las personas con capacidades especiales.

Una labor de sensibilización además de la realización de terapias y servicios que, en caso de desaparecer, supondrían un retroceso en la calidad de vida y autonomía personal de estos usuarios.