El padre de Alcalá detenido llevaba todo un arsenal en el coche y 247.000 euros en efectivo

Tenía cuatro armas de fuego y numerosa munición llegó a saltarse un control policial a gran velocidad y su intención era salir de la Península

MIGUEL ÁNGEL CONTRERAS Y E. P. JAÉN

El vecino de Alcalá la Real detenido ayer miércoles en Portugal como presunto autor de un delito de sustracción de menores, después de que su pareja denunciara que se había llevado a sus tres hijos, pretendía salir de la Península. La Polícia Segurança Pública de Portugal, encargada de la detención del padre, se incautó de todo un arsenal en el coche del arrestado, como cuatro armas de fuego, entre ellas una de nueve milímetros, una ilegal destinada a militares y cuerpos de Policía una escopeta numerosa munición, un cuchillo, alrededor de 247.000 euros en metálico y numerosos documentos a nombre de otras personas, entre ellos, el de su mujer además de teléfonos móviles. Según ha señalado la policía portuguesa en un comunicado, los tres menores, en cumplimiento del protocolo correspondiente, fueron acompañados a un centro hospitalario del Algarve para comprobar su estado de salud.

El detenido llegó a saltarse un control "sin ningún tipo de prevención", por lo que se decidió mantener un seguimiento más lejano que no pusiera "en riesgo" a los pequeños. El detenido se saltó un control policial a una "velocidad totalmente excesiva"Así lo han puesto de relieve este jueves el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, y el jefe de la Comandancia jiennense, el teniente coronel Luis Ortega, a preguntas de los periodistas sobre este caso, que se inició una vez que la madre denunció el pasado día 20 haber sufrido malos tratos y que el hombre se había marchado con los menores sin su consentimiento. El delegado ha valorado "las investigaciones ágiles y eficaces de la Guardia Civil como consecuencia, además, de una orden de detención internacional" que permitió el arresto del padre y la localización de los niños "en buen estado de salud".

Los niños con la madre o con la Junta

"Estamos a la espera de que desde el juzgado correspondiente se decida el destino de los menores. Lo que deseamos es que vengan cuanto antes a España. Hoy seguramente podamos tener noticias de si pasan a la familia o a la comunidad autónoma, que es la competente en materia de menores", ha comentado. Con respecto a la entrega del detenido a las autoridades españolas, ha explicado que "lo que se haría sería una comisión rogatoria para poder intervenir durante el procedimiento", si bien en este caso no ha entrado en posibles plazos "porque corresponde más a la decisión del juez correspondiente".

En la misma línea se ha pronunciado el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Jaén, quien ha explicado que, una vez recibida la denuncia de la mujer se activó un dispositivo de búsqueda sobre el hombre, vigilando sitios que normalmente transita y habita, además de poner en marcha medidas en todo el territorio nacional, "técnicas para ver sus movimientos y seguimientos también con equipos de seguridad ciudadana y de policía judicial". "Sospechamos que puede salir del país, de modo que ampliamos la búsqueda a nuestros puertos y aeropuertos, principalmente la zona sur. Comprobamos que los vehículos que podía usar no salieron, en este caso en Marruecos, que era en principio nuestra preocupación", ha señalado.

Los niños se encuentran en "buen estado" y a la espera de que el juzgado decida su destinoJunto a ello y ante las sospechas de que podía ir a Portugal, se volcaron los esfuerzos hacia allí hasta que se pudo ver la zona en la que estaba. Se solicitó la colaboración de policía portuguesa a través del centro de colaboración ubicado en Ayamonte, desde el que se ha focalizado la búsqueda en el área marcada hasta que pudieron dar con él y los menores.

Ortega ha aludido, además, al "miedo" ante la actitud del ahora detenido, puesto que "en uno de los controles de noche se lo saltó sin ningún tipo de precaución, a una velocidad totalmente excesiva, saltándose línea continua, Stop y todas las señales que había". "Decidimos no poner más controles por el riesgo y el peligro que conllevaba tener a los tres niños dentro del vehículo. Preferimos hacer un seguimiento mucho más lejano utilizando medios técnicos, hasta que hemos dado con él", ha destacado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos