‘El Frailes de Manolo el Sereno y Michael Jacobs’ de Santiago Campos

‘El Frailes de Manolo el Sereno y Michael Jacobs’ de Santiago Campos
  • El autor recoge en un libro las vivencias con dos de los ‘fraileros’ más especiales de la villa, el escritor inglés y el popular personaje local

Dos de las figuras más ‘internacionales’ de la villa frailera no podían escaparse de la pluma de Santiago Campos. «Eran mis amigos íntimos, y su vida y su obra creo que merecían un libro», comienza contando el autor. Y la obra es una realidad que se presentará mañana viernes, 7 de abril, a las 19:30 horas, en la Casa de la Cultura de Frailes, como preludio a las Jornadas Vinícolas y Gastronómicas de la villa.

– ¿‘El Frailes de Michael Jacobs y Manolo el Sereno’ es un libro biográfico?

– No se puede decir del todo que sea un libro biográfico. Son vivencias que yo he tenido con los dos; con Manolo mucho más, prácticamente desde que comenzó mi vida en los años 50 del siglo pasado, hasta que murió. A diario iba a desayunar con él a su casa, incluso los días que no estaba. Con Michael mi relación comienza en 1998 cuando llegó a Frailes, y nos unió una amistad muy grande.

– ¿Qué han supuesto Michael Jacobs y Manolo el Sereno para Frailes?

– Desde mi punto de vista, han dado a conocer Frailes y han formado una especie de lugar donde la alegría y una serie de actividades y emociones son constantes. Ellos han contribuido a lo que yo llamo la ‘frailestud’ y también han unido a los fraileros, sobre todo Michael, que era una persona que se llevaba bien con todo el mundo. Y luego las aportaciones que han hecho. Michael fue capaz de llevar los productos de Frailes a Londres, y los puso allí, en el restaurante El Moro, y los dio a conocer entre personas importantes de allí. También hizo aportaciones turísticas importantes trayendo a sus amigos periodistas y escritores, que dieron cuenta de Frailes en sus medios. Y Manolo, por ejemplo, estuvo en Londres y causó una gran sensación en los círculos en los que Michael le presentó, en donde había incluso gente del Parlamento británico, y aunque no sabía inglés parecía que se entendía con todo el mundo. La característica más importante de él después de jubilarse fue conocer gente, sobre todo escritores. Empezó con Juan Eslava, luego vino Michael Jacobs, Manuel Amezcua, Antonio Carvajal, Cees Nootemboom… Todos fueron atraído por Manolo y desde entonces su vida era una fiesta. Lo requerían para muchas cosas, como para la gastronomía de El Dornillo. Fue un animador sociocultural de los más grandes. Luego Manolo era una persona que hizo de todo en Frailes, lo mismo ponía una inyección que se quedaba de maestro e incluso de cura, porque cuando el cura se tenía que ir él se quedaba haciendo los papeles de las partidas de bautismo, y cualquier cosa igual. También los alcaldes lo requerían mucho, desde la época de la dictadura hasta que se jubiló en el año 2010 o 2011.

– ¿Cuáles son las anécdotas más significativas que recoge en el libro?

– Eran dos tipos que querían alegría y actividad jaranera. Lo más importante que hicieron fue traer a Sara Montiel a Frailes. Montaron un espectáculo que es muy difícil de hacer con sus propios medios y jugándose su dinero, su prestigio y su tiempo. Fue una gran acción, llegaron más de 35 medios de comunicación el día 13 de junio 2001, y allí fue una fiesta en la que estuvo presente todo el pueblo y en la que miles de personas estuvieron en Frailes. Fue una aventura de primer orden.

– ¿Las figuras de Manolo y de Michael están siendo bien tratadas por el pueblo frailero? ¿El Ayuntamiento ha dado fe de la importancia de estas dos personas para la villa?

– Sí, además los ha nombrado hijos adoptivos del pueblo. Tanto los socialistas como los ‘populares’ han sabido reconocer estas dos figuras; sobre todo Michael, que le ha dado un sello casi internacional a Frailes por quedarse a vivir. Pasó de ser una persona muy nómada, que iba de un sitio para otro, y al conocer Frailes se quedó allí y montó allí su cuartel general. Hacía los mismos viajes que antes pero luego volvía y se quedaba allí para escribir o para cualquier cosa.

– ¿La presencia de Michael Jacobs ha hecho que el turismo de Frailes crezca y se dé a conocer a los países anglosajones?

– Sí, sobre todo su libro de ‘La fábrica de la Luz’. Se editó primero en Inglaterra y vino mucha gente de allí que buscaban a Manolo, a Merce y a Caño, incluso a mí. Decían que querían estar con los personajes. Recuerdo una vez que vinieron una familia y nos dijeron que querían conocernos y nos invitaron una noche a una paella en el bar El Charro, y estaban encantados. Luego vino otra familia de Barcelona a conocer a Manolo, y Manolo los recibió, les hizo un desayuno con su aceite y la gente alucinaba. Luego al amparo de Michael han llegado muchos ingleses que se han establecido allí. En verano hay mucha gente que viene. Creo que entre ambos se enseñaron varias cosas. Manolo le enseñó que con poca cosa se puede vivir feliz, y Michael le enseñó muchas cosas, y ambos se complementaban.

– En mente dos libros nuevos, uno de cocina y otro sobre Alcalá.

– El libro de cocina es un compromiso que tengo con mi amigo Miguel Montes. Es un cocinero de Frailes y es una persona muy importante en mi vida, mi amigo desde la infancia. Me dijo que quería recopilar todas las recetas fraileras en un libro de cocina. Y también estoy escribiendo ‘Un frailero en Alcalá’, un recorrido desde 1993 que me vine a vivir aquí, hasta ahora. Repaso las vivencias que he tenido con la gente, con la corresponsalía de IDEAL, hablo de la gente que conozco, de los amigos que he hecho, de la historia de Alcalá.

Mientras las nuevas obras salen a la luz, la cita es con ‘El Frailes de Michael Jacobs y Manolo el Sereno’, una obra para descubrir la esencia de las dos personalidades más significativas de la villa, y que se podrá adquirir en librerías al precio de 10 euros que irán destinados íntegramente a la Fundación MAELSE, que organiza anualmente las jornadas literarias de Frailes, que tienen lugar en el último fin de semana del mes de agosto en honor a estas dos personalidades.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate