Presentado el programa "Vacaciones en paz" para acoger a menores saharauis en Alcalá el próximo verano

Presentado el programa "Vacaciones en paz" para acoger a menores saharauis en Alcalá el próximo verano
  • Las familias interesadas pueden dirigirse al área Municipal de Participación (953582958) y a la asociación en Alcalá (625126195)

Cuenta atrás para la iniciativa “Acoge este verano a un niño o niña saharaui” en el marco del proyecto “Vacaciones en Paz”. El mismo lo lleva a cabo la Asociación de Amigos del Sahara Libre de la provincia de Jaén y cuenta con la colaboración del Ayuntamiento alcalaíno. Por ello, el Consistorio ha acogido su presentación a cargo de la concejala de Servicios Sociales e Igualdad, María José Aceituno, de Ana Díaz Meco, representante de la asociación provincial y de Mercedes Montes, de la asociación en Alcalá.

Las familias interesadas en acoger el próximo verano pueden dirigirse al área Municipal de Participación (953582958-953580030) y a la asociación en Alcalá (625126195).

La edil ha recordado que desde el área de Servicios Sociales y Participación del Ayuntamiento alcalaíno “se apoya a las asociaciones con fines sociales y solidarios, y como ya se hizo el año pasado, se vuelve a apoyar subvencionando actividades de carácter social, cultural o deportivo, un apoyo que se basa en la implicación municipal”, y por ello ha animado a la población alcalaína para acoger niños y niñas el próximo verano “para permitir que pasen un verano especial, facilitando actividades interesantes y enriquecedoras para todas las familias”.

Precisamente la asociación de amigos del pueblo saharaui tomará parte esta semana en los actos del día de la Mujer, con una conferencia de Ana Díaz Meco sobre el importante papel de la mujer en los campamentos. Será con una conferencia en Capuchinos el martes 7 de marzo a las 17.30 horas.

MENORES DE ENTRE 8 Y 12 AÑOS

El Proyecto Vacaciones en Paz, según ha explicado Mercedes Montes, consiste en la acogida de niños y niñas saharauis por parte de familias residentes en España durante los meses de verano. La estancia de los menores saharauis de entre 8 y 12 años se realiza con familias que de forma voluntaria se prestan a acogerlos en sus casas.

Las mujeres saharauis promovieron este proyecto a mediados de los años 80. Vieron esperanza, vieron la posibilidad de que sus hijos durante un par de meses tuviesen una dieta equilibrada y variada, pudiesen solucionar sus problemas de salud, soñasen con nuevas amistades, conociesen otra cultura y evitaran otro verano sometidos a temperaturas extremas en el desierto (llegando a más de 50ºC).

El objetivo de Vacaciones en Paz es precisamente dar a estos niños y niñas un respiro de las condiciones de vida tan duras en las que se encuentran, pero también es una forma de mostrar la solidaridad con el Pueblo Saharaui.

El objetivo de Vacaciones en Paz se centra en las niñas y niños, en su salud y su mejora, pero también es un medio de informar y concienciar a las familias acogedoras sobre los padecimientos y la lucha de un pueblo que se ha visto inmerso en un conflicto que va más allá de una simple disputa territorial.

OBJETIVOS PRINCIPALES DEL PROGRAMA

Los objetivos principales del programa son posibilitar a la población infantil de los Campamentos de Refugiados Saharauis salir de las duras condiciones en que viven allí durante los dos meses en que las temperaturas alcanzadas en los Campamentos pueden llegar a 50 grados centígrados.

Por otro lado, realizar reconocimientos médicos estudiando las posibilidades de someterlos a diferentes tratamientos según las necesidades. Reconocimientos y tratamientos que resultan imposibles de llevar a cabo en los Campamentos. También promocionarles un equilibrio nutricional que les permita recuperar niveles de los nutrientes necesarios aunque sea con carácter coyuntural.

Para conseguir los objetivos señalados en el apartado anterior se realizan diversas actividades: organización de la estancia de los niños en las familias de acogida; organización de actividades lúdicas y educativas como salidas a espacios naturales, recepciones de los Ayuntamientos, actividades en las piscinas municipales, en contacto con niños del municipio; organización de visitas médicas en los Centros de Salud que previamente hayan sido concertados; organización de charlas informativas con las familias de acogida para facilitar la convivencia e integración entre culturas , así como para informar sobre la situación en que viven éstos niños en su lugar de origen , sus carencias sanitarias, nutricionales y se les darán las recomendaciones oportunas.

Después de la marcha de los niños se mantienen reuniones con las familias de acogida para realizar una evaluación del proyecto y para realizar acciones a fin de dar a conocerlo a todo el mundo.

Entre los requisitos de las familias, se celebrará una entrevista con los responsables del proyecto a fin de que sean informados del programa y decidir sobre la idoneidad de la familia. Los niños y niñas suelen venir a finales de junio e irse a finales de agosto, por cuanto las familias de acogida han de responsabilizarse íntegramente de su cuidado durante ese tiempo. Llevar a los menores a las revisiones médicas pertinentes y, en caso de medicación, cumplir el tratamiento.