Inaugurada la escultura del Arcipreste de Hita obra del artista alcalaíno Sebastian Rosales

Inaugurada la escultura del Arcipreste de Hita obra del artista alcalaíno Sebastian Rosales
  • Carlos Hinojosa: "Con la inauguración de la escultura del poeta alcalaíno medieval recogemos las enseñanzas del pasado, hacemos más grande a nuestro municipio y a nuestra sociedad y nos reafirmamos en la señas de identidad de la Alcalá de conocimiento que queremos para el futuro" En la mañana de hoy, la Lonja del Arcipreste de Hita en Alcalá la Real se ha vestido de gala para inaugurar una escultura del poeta medieval, a cargo del alcalde en funciones de Alcalá la Real, Carlos Hinojosa, acompañado de la Delegada del Gobierno andaluz en funciones, Purificación Gálvez, la Diputada en funciones de la Diputación Provincial, Maria Dolores Cano, el concejal en funciones de Cultura y Universidad, Rafael Hinojosa, y otros miembros en funciones de la Corporación Municipal, así como del gran número de alcalaínos y de alcalaínas, que han asistido al solemne acto.

El cronista oficial de Alcalá la Real, Domingo Murcia, ha presentado el acto, recordado una comunicación de una de las ediciones del Congreso alcalaíno que se celebra en nombre del poeta medieval, que hacía mención a su origen andaluz, basándose en una comunicación hallada en el archivo secreto del Vaticano. La hipótesis que los estudiosos plantearon anunciaba que el Juan Ruiz de Cisneros, el escritor medieval conocido como Arcipreste de Hita, fue un personaje real, nacido de la relación de dos cristianos cautivos en Alcala de Ben Zaide, en 1295 y que vivió en la ciudad de la Mota diez años hasta que la familia se trasladó a Castilla, cuando su progenitor, Arias González, fue liberado.

En Alcalá la Real se ha apostado firmemente por esta hipótesis aportado, desde 1979, numerosos trabajos de investigación a nivel nacional e internacional de filólogos medievalistas en los Congresos celebrados sobre el Libro del Buen Amor y el Arcipreste de Hita, así como con hermanamientos con grandes escritores y científicos españoles y, en la sombra, la alcalaína Carmen Juan Lovera.

"Hoy asistimos a este solemne acontecimiento, que es el colofón de las inquietudes reivindicativas de los alcalaínos y de las alcalaínas, así como de las autoridades locales", anuncia el cronista oficial de Alcalá la Real, Domingo Murcia, que ha dado comienzo al acto inaugural.

El alcalde en funciones de Alcalá la Real, Carlos Hinojosa, y la Delegada provincial de Gobierno andaluz en funciones, Purificación Gálvez han sido los encargados de descubrir la escultura.

La delegada del Gobierno andaluz en funciones, Purificación Gálvez, ha alabado "el compromiso del autor de la escultura con la ciudad" y ha señalado que "Alcalá rinde un homenaje a un ilustre personaje, incorporando a su patrimonio cultural, histórico y artístico una seña de identidad de nuestra ciudad, con la que recordar al Arcipreste de Hita, porque la voluntad de recordar, tal y como dijo José Saramago, es la que perpetúa la vida". "Alcalá la Real y su reciente alcalde electo ?reconoce- se reafirma en su compromiso por la puesta en valor del gran tesoro patrimonial, histórico, cultural, literario y artístico del que goza, el punto de partida que ha llevado y seguirá llevando a la sociedad alcalaína a avanzar hacia el futuro".

Por su parte, Carlos Hinojosa, "contento y honrado de poder inaugurar este monumento como alcalde de Alcalá la Real" ha manifestado, a través de la lectura de una expresión de García Lorca ('yo si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle, no pediría pan; sino que pediría medio pan y un libro´, que "es el conocimiento, la cultura, el arte el oxígeno que necesitamos para cambiar el mundo". El alcalde de Alcalá la Real ha reconocido "el empeño de Rafael Hinojosa, que propuso este proyecto hace unos años y que hoy se hace realidad, así como el trabajo con cariño, esfuerzo y amor con el nuestro vecino Sebastián Rosales ha enriquecido aún más los espacios y los eventos culturales de Alcalá la Real; una contribución por la que será recordado en el tiempo".

"En la actualidad, -añade Carlos Hinojosa- el Libro de Buen Amor es más bien un libro didáctico con propósitos artísticos que lo contrario y lo tomamos como ejemplo de sabiduría transmitida a lo largo de los siglos y que nos enseña y recuerda la importancia del aprendizaje colectivo de nuestra sociedad para seguir avanzando". "La escultura que hoy alzamos no sólo va a recordar la persona de Juan Ruiz, sino sus enseñanzas, como decía en la estrofa 995 del Libro de Buen Amor, 'Olvidose la fabla del buen consejador / que dice a su amigo, queréndole aconsejar / no dejes lo ganado por lo que has de ganar´, que refleja un sentir de los alcalaínos y de las alcalaínas: el de no conformarnos, el de querer siendo ambiciosos en el compromiso y en el trabajo juntos, y en el deseo de los mejor para nuestra tierra, de seguir avanzando como lo hemos hecho en los últimos treinta y seis años de continuo progreso para Alcalá, sin renunciar a lo que está por venir". Y ha terminado diciendo "con actos como el de hoy, hacemos más grande a nuestro municipio y a nuestra sociedad: recogemos las enseñanzas del pasado; disfrutamos los buenos momentos del presente y nos comprometemos para que la cultura y el conocimiento continúen siendo señas de identidad del futuro de Alcalá".

Una vez descubierta la figura en bronce del Arcipreste de Hita, el concejal de Cultura y Universidad en funciones, Rafael Hinojosa, ha recordado que "en el Pleno municipal del 10 de abril de 2008, por unanimidad, el espacio exterior del Convento de Capuchinos recibió el nombre de Lonja del Arcipreste, concediendo a Juan Ruiz, de ese modo, la presidencia de un espacio de cultura-formativa, de encuentro e intercambio de ideas, diálogo y conocimiento acorde con su biografía". "La onomástica de las calles y plazas así como de los monumentos de cada ciudad forma parte de su patrimonio y ofrecen información sobre una época o sobre un estilo, sobre una acción meritoria o sobre un acontecimiento histórico que conviene recordar y que conforma lo que ?el concejal llama- el alma colectiva de los pueblos".

Hinojosa ha manifestado que "la verdadera cuna del Arcipreste tal vez no se sepa nunca, ni falta que hace, porque no es sólo el lugar de nacimiento, sino la bondad de un pueblo, lo que determina su naturaleza y en ese sentido, Alcalá la Real ha querido que el Arcipreste de Hita forme parte de su historia de forma que si Juan Ruiz no fuera alcalaíno de nacimiento, lo sería por adopción".

Por su parte, el autor de la escultura, el artista alcalaíno Sebastián Rosales, que ha donado la obra a Alcalá la Real de manera altruista, la ha definido como "un símbolo permanente del reconocimiento del pueblo de Alcalá a su hijo ilustre de las Letras, Juan Ruiz de Cisneros". Sebastián Rosales ha reconocido las aportaciones del taller de fundición Moliné Segovia han contribuido a mejorar la propuesta de boceto inicial y ha mostrado su agradecimiento ?"hoy siento que la ciudad y mis paisanos me han otorgado un privilegio"- por la confianza depositada en él para su elaboración, sin retratos y acercándose al personaje y descubriendo sus señas de identidad, así como sus rasgos de personalidad en su madurez como escritor, a través de los relatos que en el Libro de Buen Amor describen su fisonomía corporal: sonrisa burlona, carácter ilustre en los ropajes y fuerte personalidad en su mirada. "El relato más preciso ?especifica- lo da la alcahueta Trotaconventos cuando la monja Garoza se interesa por su figura y cuya descripción me ha servido a la hora de afrontar la ejecución de la escultura que hoy se inaugura".

A lo largo del acto, se ha hecho una lectura poética de los fragmentos del Libro de Buen Amor, a cargo de los alumnos de bachillerato de las Escuelas de la Sagrada Familia y del I.E.S. Alfonso XI; una ofrenda floral; y la Agrupación Musical Pep Ventura ha interpretado los himnos oficiales de Alcalá la Real y de Andalucía, para finalizar el acto.