La nave de Santa Ana en la que falleció un temporero estaba «en fase de legalización»

Columna de humo producida durante el incendio de la tarde de ayer en la nave. /IDEAL
Columna de humo producida durante el incendio de la tarde de ayer en la nave. / IDEAL

Otro hombre resultó herido intoxicado por el humo del lugar donde vivían cerca de una veintena de jornaleros en la pedanía de Alcalá la Real

MARILÓ NIETO y MIGUEL ÁNGEL CONTRERASALCALÁ LA REAL

Nuevo incendio con temporeros de por medio, esta vez con trágico desenlace. Un hombre fallecido y otro intoxicado por inhalación de humo fue el resultado del fuego registrado ayer en una nave habilitada como vivienda para temporeros de la aceituna, situada en la pedanía de Santa Ana, en el municipio de Alcalá la Real. Las primeras llamadas de particulares alertando del incendio en el inmueble del camino de La Carraca se produjeron sobre las 17:20 horas, según informó Emergencias 112 Andalucía. Recibió una docena en pocos minutos. Los vecinos indicaban que ardía una nave que, según apuntaban, podría estar habilitada como vivienda para temporeros inmigrantes desplazados a la zona para trabajar en la campaña de aceituna.

Hasta el lugar se desplazaron efectivos de la Policía Local, Guardia Civil y personal de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES). Los bomberos confirmaban poco después que una persona había fallecido y otra estaba herida, afectada por inhalación de humo, extremo que también ratificó la Policía Local. Los bomberos añadieron que en el inmueble vivían casi una veintena de personas y que en el momento del incendio había cuatro en su interior.

La nave quedó deteriorada y precintada a la espera de que comience una investigación en torno a la causa de este incendio, según apostilló la Guardia Civil, y se buscó un albergue para que el resto de inquilinos pasaran la noche.

El alcalde pedáneo de la localidad, Miguel Ortega, atendió a este medio poco después del suceso, muy afectado por lo sucedido. Aunque aseveró desconocer las condiciones en las que se encontraba el inmueble por dentro y si en la aldea hay alguna casa más destinada como vivienda de trabajadores temporeros, sí que ha podido hablar con la propietaria de la nave y ésta le aseguró que «la vivienda estaba en fase de legalización».

Un problema aún sin resolver

«Es algo muy triste. Cuando piensas que ha fallecido una persona joven que se encontraba trabajando...», lamentó Ortega. Según relató el pedáneo, los trabajadores contaban con sus contratos de trabajo en regla.

Por su parte, el alcalde de la localidad, Carlos Hinojosa, también lamentaba los hechos y se sumaba a la consternación de este desgraciado incidente.

Este incendio pone de nuevo en el candelero la situación de los trabajadores temporeros en la localidad y en otras latitudes de la provincia. Hace unos días, el grupo de Izquierda Unida organizaba una concentración frente a las puertas del Silo Comercial para pedir su apertura y habilitación para que los trabajadores temporeros no durmieran en la calle. Una problemática que sigue sin resolverse ya que los dos albergues con los que cuenta la localidad son insuficientes a la hora de acoger a los temporeros que llegan para la temporada de aceituna. En cerca de setenta personas se cifró el número de los que están durmiendo en la estación, en cajeros de entidades bancarias o en la calle.

También esta semana tuvo lugar en la localidad una reunión de la Comisión Municipal de Inmigración donde se hacía balance de las acciones llevadas a cabo hasta ahora. Fue en esta asamblea donde la edil de Servicios Sociales, María José Aceituno, adelantó que se ampliaría el albergue de la Avenida de Iberoamérica con hasta ocho plazas más en los próximos días.

Esta comisión también rechazó la propuesta de apertura del Silo ya que, consideran, «no reúne las condiciones necesarias, sería irresponsable y además podría generar el efecto llamada». Para el grupo, el principal objetivo ahora pasa por «seguir buscando coordinadamente opciones de alojamiento en condiciones normales para cualquier persona trabajadora para garantizar las condiciones laborales de los trabajadores y así evitar que se generen situaciones de precariedad o explotación».

El Ayuntamiento de Alcalá la Real lanzó ya en octubre una campaña para favorecer el alquiler de viviendas a los temporeros inmigrantes que se desplazan hasta el municipio para trabajar en la aceituna.

Voces en diversos puntos de la provincia han denunciado la situación de temporeros en esta campaña que, pese a tener contrato y efectivo al cobrar sus jornales según convenio no encuentran a quienes les alquilen sus viviendas.

Más casos en poco tiempo

El suceso se produce a menos de 24 horas del desalojo de una vivienda en Villacarrillo por el incendio ocasionado por una chimenea y donde tuvieron que ser evacuados 19 inmigrantes temporeros sin que en esta ocasión se produjeran daños personales. Desde el pasado mes de diciembre dos temporeros inmigrantes se encuentran hospitalizados tras haber resultado intoxicados en una vivienda de Albanchez de Mágina por inhalación de humo procedente de un brasero de ascuas.

El caso de mayor gravedad se registró en diciembre de 2016 cuando tres hombres con edades comprendidas entre los 30 y 34 años fallecieron en un incendio originado en una cochera en El Mármol, pedanía de Rus.

Se trataba de inmigrantes de Senegal y Malí llegados a esta localidad para recoger la aceituna. El suceso tuvo lugar en una cochera de la calle Cárcel, que al parecer estaba habilitada como vivienda para los temporeros.

 

Fotos

Vídeos