A la cárcel el padre que se llevó a sus hijos de Alcalá la Real a Portugal

A la cárcel el padre que se llevó a sus hijos de Alcalá la Real a Portugal

Le imputan maltrato, amenazas, coacciones, desobediencia y tenencia ilícita de armas

JUAN ESTEBAN POVEDA/EFEJAÉN

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº1 de Alcalá ha decretado hoy la prisión provisional, comunicada y sin fianza de Antonio Jesús M. C. tras tomarle declaración en sede judicial tras ser detenido en Portugal llevando consigo a sus hijos. Las autoridades portuguesas lo entregaron a la Guardia Civil ayer. Anoche llegó a Alcalá y esta mañana pasó a disposición judicial.

Los delitos por los que ha sido ordenada su prisión, según informa el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), son maltrato habitual en el ámbito familiar, amenazas, coacciones, maltrato sobre una de las hijas, desobediencia a los agentes de la autoridad y un delito de tenencia ilícita de armas.

Los delitos están tipificados, con penas de prisión que van desde los tres meses a los tres años de cárcel, y que en su conjunto podrían sumar penas de entre dos años y medio a nueve años de cárcel.

Por otro lado, el Juzgado también ha acordado conceder una orden de protección a la pareja del detenido y madre de los niños y como medida cautelar, durante la instrucción de la causa y hasta que recaiga resolución firme que ponga fin a la misma, se le impone la prohibición de aproximarse a menos de doscientos metros a la madre y a sus tres hijos.

Esa prohibición afecta al domicilio donde residan, en Alcalá la Real, a su lugar de trabajo o estudio o a cualquier lugar donde éstos se encuentren o sea frecuentado por ellos, también se le prohíbe comunicarse con ellos por cualquier medio, informático o telemático, contacto escrito o verbal.

En cuanto a las medidas civiles, el Juzgado ha determinado que la madre tiene la guarda y custodia de los tres hijos menores, con quién estarán, atribuyendo también a ésta el ejercicio en exclusiva de la patria potestad, debido a la corta edad de los menores (uno de ellos aún lactante) y la conducta mostrada por el investigado "despreciando su seguridad y salvaguarda".

Asimismo, se atribuye a la madre el uso y disfrute del domicilio familiar situado en Alcalá la Real, y se acuerda la suspensión temporal de la patria potestad del padre, y en consecuencia, no se establece ningún régimen de visitas ni de comunicación o estancia con ellos.

Los motivos de ello son no sólo la conducta mostrada por el investigado despreciando su seguridad y salvaguarda, trasladándolos a otro país sin informar a nadie y dándose a la fuga en su vehículo cuando le acompañaban, sino también los presuntos malos tratos que habrían inferido a los menores y que restan por investigar.

También se acuerda la fijación de una pensión alimenticia a favor de los hijos menores y a cargo del padre de 600 euros mensuales (200 euros/mes para cada hijo), cantidad que se estima proporcionada atendido el hecho de que le fue aprendida al investigado una gran cantidad de dinero que revela que cuenta con solvencia y una extensa capacidad económica.

Los hechos se produjeron el sábado 19 de noviembre cuando tras una discusión entre la pareja, la mujer denunció al marido por malos tratos y por llevarse a sus hijos sin consentimiento.

La Guardia Civil activó un dispositivo de búsqueda de los menores, que los llevó hasta Portugal donde fue detenido cuando hacia unas compras en un supermercado y donde descubrieron que en el coche llevaba varias armas y una gran cantidad de dinero en efectivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos