El Día de la Bicicleta llenó las calles de alegría

Los ciclistas alcalaínos por la Carrera de las Mercedes, donde iniciaron el recorrido vistoso y alegre./SANTIAGO CAMPOS
Los ciclistas alcalaínos por la Carrera de las Mercedes, donde iniciaron el recorrido vistoso y alegre. / SANTIAGO CAMPOS

Cientos de ciclistas acudieron a esta cita anual, realizando un recorrido hasta la aldea de Santa Ana; además hubo reparto de regalos

SANTIAGO CAMPOSAlcalá la Real

En un día casi de otoño, pero de domingo, con nubes blancas en el cielo alcalaíno y con calles que olían a lluvia, porque el día anterior volvió el agua a caer, se celebró el XXXV Día de la Bicicleta y cientos de personas acudieron a este evento no competitivo para disfrutar y llenar las vías de alegría.

Los ciclistas fueron llegando a la plaza del Ayuntamiento, donde comenzaba la salida, unos iban formando grupos y con camisetas del mismo color, otros solos y por libre, encontrando compañeros al instante y en fin formaron todo un conjunto variopinto de gente que ama el deporte de las dos ruedas y que comparten inquietudes de salir buscando el aire libre.

Sobre las 10 horas se inició la salida y un gran número de personas se apostó por todo el recorrido para ver y disfrutar de este evento, lleno de colorido y de gente alegre.

La prueba, organizada por el área de Deportes del Ayuntamiento alcalaíno, es totalmente gratuita y goza de una gran solera pues, no en vano, son 35 años celebrándose la misma y cada vez han ido acudiendo más ciclistas.

La comitiva se fue formando con un automóvil que abría el paso, así como voluntarios de Protección Civil, una pareja de motoristas de la Guardia Civil, miembros de la Policía Local que ordenaban el tráfico y protegían a los componentes de esta 'vuelta' y los cientos de ciclistas que fueron saliendo de la plaza del Ayuntamiento alcalaíno.

Algunos ciclistas iban disfrazados, muchos de ellos eran de pequeña edad y eran vigilados por sus padres, alguna madre corría junto a la bicicleta de su pequeño hijo para velar por su seguridad.

Hasta Santa Ana

El recorrido siguió por la Carrera de las Mercedes, por la Avenida de Andalucía hasta llegar a la calle Figueras, y desde allí hasta la carretera que conduce a la aldea de Santa Ana, por donde se construyen las dos rotondas, la del Portichuelo y la que hay junto a la Fuente del Rey. Posteriormente, llegaron a la aldea mencionada, donde se hizo el avituallamiento.

Una vez finalizado el mismo y habiendo tomado fuerzas los numerosos ciclistas, comenzó la vuelta atrás, volviendo, otra vez, por el mismo lugar hasta llegar al Paseo de los Álamos, donde en el Templete de los Músicos se hizo entrega de números premios y regalos. Así, hubo premios para las familias más numerosas, para el participante con mayor edad, para el participante con menor edad, para la bicicleta más antigua y para el disfraz más original. También hubo un gran reparto de regalos y sorteo de bicicletas.

Así la prueba contribuyó a fomentar el deporte de la bicicleta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos